Abrazamos el Carisma de la Misericordia con los enfermos

La Iglesia en el mundo celebra hoy la Solemnidad la Inmaculada Concepción. Como cada año, en esta fecha tan especial, los religiosos camilos de todo el mundo realizamos la renovación de los votos religiosos de “Servicio a los enfermos en perfecta castidad, pobreza y obediencia», recodando que hemos recibido de Dios, por medio de su Fundador San Camilo de Lelis, el don de revivir el amor misericordioso siempre presente de Cristo a los enfermos y de testimoniarlo al mundo.

Recordamos de esta manera, que un día como hoy, pero de 1591 Camilo junto a sus compañeros, realizaban la Profesión Solemne dando un gran impulso a la Orden que había sido aprobada por el papa Gregorio XIV el 21 de septiembre del mismo año.

Recordamos este momento histórico de mano del historiador de la Orden Mario Vanti en el libro San Camilo y sus Ministros de los Enfermos:

Camilo y sus compañeros hacen la Profesión Solemne

A la mañana siguiente –domingo 8 de diciembre– todo estaba dispuesto para la solemne ceremonia. Se había invitado a «algunos cardenales afectos», a los capuchinos, a los jesuitas, a los sacerdotes del Oratorio del padre Felipe y a un buen número de conocidos y benefactores. Entre sus parientes, Camilo había invitado en particular al más cercano por sangre, a su primo Onofrio.

De entre los benefactores, Camilo dio precedencia a Virgilio Crescenzi y a Fermo Calvi, que junto con Giovanni Giacomo Ferrari hicieron de testigos. Inocencio IX había delegado en monseñor Paolo Alberi, arzobispo de Ragusa, para recibir la profesión de Camilo concediendo la indulgencia plenaria a los que asistieran al solemne rito.

La paupérrima iglesia de la Magdalena no había contemplado, hasta entonces, una ceremonia mayor. Camilo había dispuesto y hecho lo mejor que pudo, más allá de sus posibilidades, a fin de que el Señor y la Virgen recibieran gloria, y los hermanos, los huéspedes, los fieles se llevaran un buen recuerdo y se sintieran edificados.

Asistían al celebrante el hijo del noble Crescenzi, don Giacomo y don Ludovico Fattorini, canónigo de Santa María la Mayor. Monseñor Alberi celebró la santa misa, a la que siguió la lectura de la bula «Illius qui pro gregis». Al término de la misma, Camilo, arrodillado a los pies del arzobispo, tras leer la profesión de fe, leyó con cierta dificultad a causa de la viva conmoción la fórmula de los votos. El celebrante, tras haber comentado con un discurso oportuno el solemne rito, dio un abrazo a
Camilo, cediéndole el sitio para la profesión de sus veinticinco compañeros.
Cuando todos hubieron pronunciado la fórmula de los votos, el fundador
subió al altar para la santa misa y la comunión, que todos, sacerdotes y hermanos, tomaron de sus manos.

Oración a la Santísima Virgen María

Gloriosa Virgen María, Madre nuestra,
te pedimos considerar siempre como obra tuya
nuestra orden,
que nació bajo tu protección.

En el día en que se celebra la fiesta de tu purificación,
Nuestro santo padre Camilo se convirtió a Dios
y a las obras de la vida cristiana.

El día de tu Asunción al cielo,
tuvo la primera inspiración de fundar la Orden.

En la fiesta de tu Natividad,
dio comienzo al Instituto,
vistiendo a sus primeros seguidores con el hábito religioso.

En la solemnidad de tu Inmaculada Concepción,
se consagro definitivamente al Señor,
haciendo la profesión religiosa solemne con sus primeros compañeros.

A lo largo de la historia de nuestra Orden,
especialmente en los momentos de mayor dificultad, hemos experimentado su tierna protección.

Continúa, oh Madre,
Acompañando con especial afecto nuestra Orden
que ha depositado su confianza en ti
y tiene el honor de tenerte como su protectora, invocándote como Reina de los Ministros de los enfermos.

Dale siempre prosperidad y crecimiento,
Haz que nazca en el corazón de muchos jóvenes.
El deseo de consagrarse totalmente al servicio de Dios
y de los enfermos.

Conserva nuestras comunidades en la fidelidad
al carisma recibido
y enciende en todos nosotros esa llama de caridad
que ardía en el corazón de nuestro Santo Padre Camilo.

Hoy, oh Madre, renovamos nuestros votos,
prometiendo a Dios servir a los enfermos,
aun con peligro de la propia vida,
en castidad, pobreza y obediencia.
Obtén para nosotros vivir nuestra
consagración con fidelidad y alegría.
Nos abandonamos en ti
Rogándote que te muestres siempre como nuestra Madre,
nuestra Reina y Salud de los enfermos.

Amén.

«Unidos por Ucrania»

La guerra en Ucrania se intensifica. La evacuación masiva de ciudadanos y migrantes ucranianos hacia las fronteras del país está aumentando. A medida que cientos de miles de personas huyen hacia la parte occidental del país. Existe una necesidad desesperada de alimentos, agua y refugio.

Más de 280.000 personas han buscado seguridad en la vecina Polonia, cruzando ocho puntos fronterizos entre los dos países. La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estima que más de medio millón de personas han huido a países vecinos y más de 100.000 han sido desplazadas dentro del país en medio de temperaturas invernales bajo cero.

Sensibles a la situación de los refugiados de guerra, la Provincia de los religiosos Camilos de Polonia está organizando dos importantes respuestas de emergencia en previsión de la afluencia de familias ucranianas a las ciudades de Polonia.

– La Provincia planea reabrir su seminario en Burakow (Lomianki) y adoptarlo como albergue temporal para 50-55 familias. Además del alojamiento y manutención temporal, conociendo la incertidumbre de la situación, se ayudará a las familias que decidan comenzar una nueva vida en Polonia a encontrar un nuevo hogar, un nuevo trabajo y una vida independiente.

– En Tarnowskie Góry, en la parroquia San Camilo, se están organizando actividades de apoyo psicosocial para los niños refugiados que son acogidos por las familias de la parroquia.

Con el deseo de apoyar las iniciativas organizadas por los religiosos camilos en Polonia, La Provincia española, en colaboración con el Servicio de Atención Espiritual y Religiosa (SAE) del Centro San Camilo, promovemos una campaña para recoger fondos que serán destinados a esta labor en favor de los desplazados por la guerra en Ucrania.

¿Deseas colaborar con esta iniciativa?

Puedes hacer a través de los siguientes medios, con el asunto: “AYUDA PARA UCRANIA”

  1. A través de la cuenta del Banco de Santander ES73 0049 5068 1923 1619 1063 Titular: Ministros de los Enfermos (Religiosos camilos)
  2. Donación anónima (Pincha AQUÍ)
  3. Donación como persona física (Pincha AQUÍ)
  4. Donación como empresa. (Pincha AQUÍ)
  5. A través de BIZUM del Centro de Humanización de la Salud con el código 02807
    El bizum se puede hacer de dos maneras diferentes, dependiendo del banco desde el cual desees realizar el donativo.
    
    - Unos bancos tienen una opción específica dentro de bizum para donaciones o envio de dinero a ONG, al entrar te pide el código citado anteriormente
    
    - En otras entidades bancarias tendras que hacer un bizum normal, donde en lugar del número de telefono deberás utilizar alguno de los codigos sugeridos

(Para solicitar el certificado para la bonificación fiscal, remite un correo electrónico a info@camilos.es indicándonos tu nombre y apellidos, CIF o NIF, dirección postal completa y resguardo de la trasferencia)

Contamos con tu apoyo y tus oraciones para que este conflicto sea resuelto muy pronto.

Gracias por tu colaboración!

Dos religiosos de Perú llegan a nuestra Provincia

Dos jóvenes religiosos de votos temporales de la Viceprovincia de Perú de los religiosos camilos, Miller Kevin Berru y Hardy Steward Cruz, han llegado a la Provincia Española para conocer y vivir el carisma camiliano en el centro San Camilo, donde estarán por unos meses como parte de su itinerario formativo y pastoral.

Con esta experiencia se pretende continuar fortaleciendo la relación que existe entre España y Perú desde hace varios años, con la presencia de varios religiosos peruanos que actualmente hacen parte de la vida y obra de nuestra provincia española. Igualmente será una gran oportunidad para Miller y Hardy de conocer de cerca el trabajo que realizamos en España.

Esperamos que estos hermanos nuestros se sientan en su casa y que esta experiencia sea provechosa para seguir afianzado su consagración al señor en nuestra Orden Religiosa siguiendo las huellas de San Camilo.

Religiosos de Perú en Tres cantos con el Hno. Long

¡Bienvenidos!

Nuevo gobierno de la ONG Salute e Sviluppo de los religiosos camilos

Salute e Sviluppo (Salud y desarrollo) es una asociación italiana creada en 1996 por la Consulta General de la Orden de los Ministros de los Enfermos (Religiosos Camilos).

La ONG se inspira en valores evangélicos y en el carisma de San Camilo de Lelis. Tiene como misión la promoción de proyectos de salud y desarrollo en los países del mundo donde hay más necesidades, y especialmente en los países donde están presentes los religiosos camilos y los institutos religiosos femeninos de la familia carismática camiliana.

Durante veinticinco años, bajo la presidencia de su fundador, el padre Efisio Locci, ha promovido proyectos de desarrollo en África, Asia y América Latina, principalmente en los sectores socio-sanitario (hospitales, centros médicos), educativo (alfabetización y formación) y en el sector primario (agricultura y ganadería) en colaboración con las Provincias, Viceprovincias y Delegaciones de la Orden, que están presentes con sus infraestructuras sanitarias en más de 40 países del mundo.

Salute e Sviluppo trabaja principalmente en Burkina Faso, República Centroafricana, Kenia, India, Indonesia, Pakistán y Vietnam. Ha desarrollado proyectos y sigue manteniendo vínculos en Benín, Togo, Somalia, Tailandia, Colombia, Brasil y Perú.

Desde 2001, Salute e Sviluppo ha sido reconocida por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional y está inscrita en la lista de la AICS (Agencia Italiana de Cooperación Internacional) de organizaciones cualificadas para presentar iniciativas de Cooperación Internacional en Países en Desarrollo.

El pasado mes junio de 2021, el padre Efisio Locci presentó su dimisión como presidente a la Asamblea General por razones de edad y salud.

El 14 de septiembre de 2021, en la Casa General de la Orden, que alberga la sede de esta ONG, se celebró la asamblea ordinaria para renovar la Junta Directiva de la Asociación, de acuerdo con los estatutos. La asamblea ha elegido a los nuevos miembros del Consejo de Administración para el trienio 2021-2024:

  1. el padre Felice de Miranda,
  2. el padre Efisio Locci,
  3. el hermano José Ignacio Santaolalla Sáez,
  4. el hermano Carlo Mangione
  5. y la señora Mariella Oggioni.

Cabe destacar la presencia en el Consejo de cuatro religiosos camilos, dos de los cuales son Consultores Generales de la Orden. La asamblea también nombró, de acuerdo con los estatutos, al auditor único, debidamente inscrito en el registro de auditores como garante del trabajo de la Asociación en la persona del Dr. Peppino Profeta.

Posteriormente, el nuevo Consejo de Administración se reunió para designar los cargos dentro del mismo. El padre Felice de Miranda fue elegido presidente y representante legal, el hermano José Ignacio Santaolalla Sáez vicepresidente y el hermano Carlo Mangione secretario.

Toda la Orden Camiliana envía su más sincero agradecimiento al Padre Locci y le desea al nuevo Consejo todo el éxito para llevar a cabo las actividades de la Asociación con un compromiso renovado.

Comenzamos con ilusión el nuevo curso

El equipo de PJV de los religiosos Camilos nos reunimos para planificar y comenzar con nuevas ilusiones y ánimo renovado la tarea de difundir el carisma camiliano durante este nuevo curso.

El carisma camiliano que brota de la misión revolucionaria de Camilo de Lellis contiene dos claves fundamentales desde las que transmite el Evangelio; cuidar y enseñar a cuidar. El mundo de la salud, que a lo largo del curso pasado se ha colocado en el centro de la escena pública, es un lugar en el que la fragilidad y el sufrimiento de las personas lo convierten en sagrado. Los religiosos Camilos, con la referencia del Buen Samaritano, han querido habitar ese lugar desde hace más de 400 años. A día de hoy seguimos caminando para cuidar con más pasión y compasión a los frágiles e invitamos a los que viven la alegría de servir al que sufre que nos acompañen en esta tarea.

Desde la comunidad de Tres Cantos y para toda España trabajamos para acercar este carisma especialmente a los jóvenes. Con actividades de conocimiento del carisma, campos de trabajo en el Centro San Camilo, y con la preparación de la Pascua o convivencias. Acompañamos a los jóvenes que se sienten atraídos por este carisma a discernir su vocación y conocer más a fondo la misión y obra de Camilo.

Esperamos que este año esté lleno de frutos de amor y servicio a los que sufren y podamos llenar esos espacios con nuestras manos llenas del amor de Cristo a los enfermos.

Cumpleaños de un pensamiento

El próximo domingo 15 de agosto, la Iglesia en el mundo celebra la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María al cielo, una fecha especial para los Religiosos Camilos, que recordamos que en la víspera de esta fiesta, un 14 de agosto de 1582, Camilo de Lelis tuvo la inspiración de crear un grupo de hombres piadosos y generosos, que no quisieran saber nada de salarios o compensaciones de ningún tipo, sino guiados y movidos únicamente por el amor a Dios y los pobres, con «más corazón en las manos» y «cuidado como una madre cuida a su único hijo enfermo».

Para recordar esta inspiración, que tanto bien trajo al mundo de la salud, a la Iglesia y a la humanización del cuidado, compartimos el relato de su compañero y biógrafo Sancio Cicatelli

El primer pensamiento que tuvo Camilo de instituir la Compañía

Mientras Camilo ejercía el cargo de mayordomo, día a día crecía en él la caridad hacia los enfermos de su hospital y reflexionaba sobre cómo podría alcanzar la altura de esta santa virtud, mucho más preclara que todas las demás virtudes. Le apenaba, en gran manera, ver cómo sufrían por el trato de los empleados mercenarios, especialmente cuando los llamaban por la noche y no respondían ni acudían a ayudarles, pensando que nadie los veía. Pero Camilo, en más de una ocasión y a propósito, se escondía entre las camas de los enfermos para vigilar o acudía él rápidamente, cuando los oía pedir ayuda desde su habitación, y después reprendía con severidad a los empleados e incluso los dejaba sin comida como castigo.

Aun que tenía muy vigilados a aquellos hombres mercenarios, se daba cuenta de que al no proceder su servicio del verdadero amor, sino solamente del interés por el salario, frecuentemente faltaban a su deber, en detrimento de los pobres.

Estando, pues, una noche ya tarde (podía ser la una de la madrugada) en medio del hospital preocupado por estas consideraciones, se le ocurrió el siguiente pensamiento:

Que tal inconveniente no se podía remediar si no librando a los enfermos de aquellos mercenarios, instituyendo en su lugar una Compañía de hombres piadosos y de bien que, no por salario, sino voluntariamente y por amor a Dios, los sirviesen con la caridad y ternura que suelen emplear las madres con sus propios hijos enfermos.

Se le ocurrió igualmente en esta primera idea que estos piadosos hombres (para que fueran conocidos en la ciudad) podrían llevar algún distintivo en el vestido, por ejemplo una cruz u otra cosa parecida.

Vuelto en sí de sus reflexiones se propuso, con la ayuda del Señor, ser él quien diera comienzo a tal obra, empeñando todas sus fuerzas para llevarla a término.

Esto le sucedió el año 1582, undécimo del pontificado de Gregario XIII, en tomo a la fiesta de la Asunción de la Virgen de Agosto. Este primer pensamiento (simple esbozo del que sacó Dios la Orden) no aspiraba más que a formar una sencilla compañía de seglares, elegidos entre los más generosos de los empleados del propio Hospital de Santiago.

De ninguna manera pensó entonces en fundar una Congregación, ni en salir de dicho hospital. Tampoco en servir a los apestados, recomendar el alma a los agonizantes o en visitar a los encarcelados. A todo esto, poco a poco, le fue encaminando Dios; estimulando aquella primera y sencilla idea, según veía que progresivamente se iba ensanchando la capacidad de entendimiento de Camilo.

Fuente: VIDA DEL P. CAMILO DE LELIS. CICATELLI SANCIO

Maratón San Camilo

Todo está preparado para la Maratón San Camilo, un evento que reúne a las distintas delegaciones de Latinoamérica y España de los Religiosos Camilos para conocer y profundizar en la vida de San Camilo.

De los jóvenes y para los jóvenes; así se ha querido hacer este evento en el que los grupos de jóvenes de la congregación investigaban y mostraban la vida de San Camilo siguiendo las líneas marcadas por la Christus vivit. Hemos compartido con los jóvenes apasionados por el cuidado de los enfermos el carisma camiliano, que con más de 400 años de camino continúa siendo actual.

Todo el proceso ha sido un ejemplo de camino sinodal entre las diferentes ramas de la gran familia de San Camilo, los jóvenes y las distintas delegaciones. Un gran testimonio de un tiempo nuevo. Animamos a todos a seguir este evento y compartir la pasión por cuidar, descubriendo un joven referente como fue Camilo de Lelis. Gracias a su fe y su devoción a la cruz, llevó a delante el mayor cambio en el trato a los enfermos. Siendo un joven sin posición ni recursos animó a cinco compañeros a emprender una misión que cambió la historia del cuidado de los enfermos.

El día 14 de julio celebraremos la fiesta de San Camilo y os invitamos a seguir este Maratón y acercaros a todas las sensibilidades de la gran familia de camilo y compartir su apasionante misión.

La vocación de cuidar

La Pastoral de la Salud es uno de los ministerios principales de la iglesia, todas las comunidades cristianas deberían tener especial cuidado de los enfermos en sus proyectos pastorales.

Estas claves se identifican claramente en el testimonio de Jesús del Evangelio. Su atención a los enfermos y frágiles y su vocación de sanar al que sufre como signo del reino de Dios. Desde la importancia de esta misión, los agentes de pastoral y sus comunidades se enfrenta cada día a retos y situaciones de sufrimiento cada vez más complejas. 

En este marco, los religiosos Camilos animamos a profundizar en la oración y la formación en el cuidado de los enfermos. Redescubrir la fraternidad en las comunidades y ser lugares de salud y cuidado unidos en la oración; junto con unos programas pastorales fundamentados y con agentes capacitados ayudarán a la transformación de nuestra sociedad.

Desde lo religiosos camilos compartimos nuestra experiencia tras 400 años aprendiendo a cuidar  a través de materiales, cursos y experiencias comunitarias. Animaos a todos los que cada día habitan en el ámbito del sufrimiento a cultivar la dimensión espiritual orientada al cuidado.

También animamos a los jóvenes a buscar su vocación en el mundo de la salud y el cuidado. En su experiencia personal cuidando a personas, en el encuentro con Cristo en la fragilidad y la enfermedad, desde el deseo de acompañar y sanar al que sufre tenemos la experiencia de ser llamados a servir a los enfermos. A todo aquel que viva esta experiencia animamos a contactar con el equipo de pastoral juvenil y vocacional de los religiosos Camilos y acompañarle en el discernimiento de una vida apasionada al servicio de los frágiles a imagen de Cristo.