Saludo de Navidad del Superior General

Compartimos el saludo de Navidad del Superior General de la Orden, p. Pedro Tramontin y su Consulta.

Queridos Hermanos Camilos,
Estimados amigos,

¡un cordial saludo a todos y cada uno de vosotros!

Queremos compartir con vosotros este mensaje de Navidad, invitándoos a reservar un momento, como individuos y como comunidad, un espacio de tiempo para vosotros mismos, para apreciar el gran don que Dios nos ofrece en su Amor.

También este año 2022, la providencia nos brinda la oportunidad de celebrar la Navidad, memoria histórica de la encarnación de Jesús, el Hijo de Dios.

El Señor que asume la plenitud de nuestra humanidad es el gran mensaje de amor de Dios: nos ama a cada uno de nosotros, a cada uno en su individualidad, hasta el punto de descender entre nosotros para que cada uno cultive «sus propios sentimientos» (Flp 2,5).

Este tiempo representa una preciosa op ortunidad de aprender de Aquel que «se despojó de sí mismo» para hacerse «siervo» y en esta condición de proximidad y de profunda verdad humana eligió hacerse misionero, saliendo de sí mismo, bajando y asumiendo libremente la fragilidad y la precariedad de sus hermanos.

Donde nace Dios, sobre todo donde le dejamos nacer acogiéndole a Él y a nuestros hermanos y hermanas, renace la esperanza y florecen la justicia y la paz. «En la esperanza hemos sido salvados» (Rm 8,24): aceptando a Jesús en el centro de nuestros intereses vitales, se nos dará una esperanza fiable, en virtud de la cual podremos afrontar nuestro presente, incluso con todas sus luchas, resistencias, temores y cruces.

La Virgen Madre deposita al Niño en el pesebre, emblema de humildad pero también lugar donde se ofrecía alimento nutritivo para los animales. Es aquí donde Jesús se ofrece por nosotros; es aquí donde Jesús nace pobre en cosas y medios, pero para abrir el espacio a una riqueza inesperada de relaciones auténticas.

Confrontados de nuevo este año con el Evangelio y el belén viviente, estamos obligados a ampliar los espacios de proximidad y solidaridad, incluyendo la necesidad y la necesidad de cada uno de nuestros hermanos y hermanas, con los que, naciendo en Belén, se identificó el mismo Jesús (cf. Mt 25).

Todos pasamos por momentos difíciles. Intentemos no mostrar nuestro dolor, sobre todo si alguien, desesperado, busca nuestro apoyo. Ayudemos a los demás, encendiendo en sus corazones heridos una pequeña luz de esperanza, porque nuestro dolor disminuye cuando ayudamos a nuestros hermanos y hermanas a soportar el suyo.
Sólo en esta dimensión el nacimiento de Jesús es una buena noticia para todos que ilumina todo pesimismo, pereza y miedo: «Hoy nos ha nacido un Salvador» (Lc 2,11).

Aprovechamos esta oportunidad para agradeceros vuestro apoyo y vuestra fraternidad: damos gracias al Señor por vuestra consagración y por vuestro ministerio vivido con entrega y pasión al servicio de los que sufren o de cualquier persona que Dios ponga en nuestro y vuestro camino.

Recemos y esperemos que juntos podamos perseverar, con alegría y esperanza, en nuestro testimonio camiliano, fortalecidos por la bendición que nos trae la fiesta de Navidad.

En la reciprocidad de la oración fraterna, asegurándote nuestra intercesión ante el Señor que viene en su Navidad, ¡te pedimos que te acuerdes también de nosotros!

¡Mil bendiciones! Feliz Navidad y próspero Año Nuevo
S. Navidad 2022

p. Pedro TRAMONTIN
Superior General y Consultores

Abrazamos el Carisma de la Misericordia con los enfermos

La Iglesia en el mundo celebra hoy la Solemnidad la Inmaculada Concepción. Como cada año, en esta fecha tan especial, los religiosos camilos de todo el mundo realizamos la renovación de los votos religiosos de “Servicio a los enfermos en perfecta castidad, pobreza y obediencia», recodando que hemos recibido de Dios, por medio de su Fundador San Camilo de Lelis, el don de revivir el amor misericordioso siempre presente de Cristo a los enfermos y de testimoniarlo al mundo.

Recordamos de esta manera, que un día como hoy, pero de 1591 Camilo junto a sus compañeros, realizaban la Profesión Solemne dando un gran impulso a la Orden que había sido aprobada por el papa Gregorio XIV el 21 de septiembre del mismo año.

Recordamos este momento histórico de mano del historiador de la Orden Mario Vanti en el libro San Camilo y sus Ministros de los Enfermos:

Camilo y sus compañeros hacen la Profesión Solemne

A la mañana siguiente –domingo 8 de diciembre– todo estaba dispuesto para la solemne ceremonia. Se había invitado a «algunos cardenales afectos», a los capuchinos, a los jesuitas, a los sacerdotes del Oratorio del padre Felipe y a un buen número de conocidos y benefactores. Entre sus parientes, Camilo había invitado en particular al más cercano por sangre, a su primo Onofrio.

De entre los benefactores, Camilo dio precedencia a Virgilio Crescenzi y a Fermo Calvi, que junto con Giovanni Giacomo Ferrari hicieron de testigos. Inocencio IX había delegado en monseñor Paolo Alberi, arzobispo de Ragusa, para recibir la profesión de Camilo concediendo la indulgencia plenaria a los que asistieran al solemne rito.

La paupérrima iglesia de la Magdalena no había contemplado, hasta entonces, una ceremonia mayor. Camilo había dispuesto y hecho lo mejor que pudo, más allá de sus posibilidades, a fin de que el Señor y la Virgen recibieran gloria, y los hermanos, los huéspedes, los fieles se llevaran un buen recuerdo y se sintieran edificados.

Asistían al celebrante el hijo del noble Crescenzi, don Giacomo y don Ludovico Fattorini, canónigo de Santa María la Mayor. Monseñor Alberi celebró la santa misa, a la que siguió la lectura de la bula «Illius qui pro gregis». Al término de la misma, Camilo, arrodillado a los pies del arzobispo, tras leer la profesión de fe, leyó con cierta dificultad a causa de la viva conmoción la fórmula de los votos. El celebrante, tras haber comentado con un discurso oportuno el solemne rito, dio un abrazo a
Camilo, cediéndole el sitio para la profesión de sus veinticinco compañeros.
Cuando todos hubieron pronunciado la fórmula de los votos, el fundador
subió al altar para la santa misa y la comunión, que todos, sacerdotes y hermanos, tomaron de sus manos.

Oración a la Santísima Virgen María

Gloriosa Virgen María, Madre nuestra,
te pedimos considerar siempre como obra tuya
nuestra orden,
que nació bajo tu protección.

En el día en que se celebra la fiesta de tu purificación,
Nuestro santo padre Camilo se convirtió a Dios
y a las obras de la vida cristiana.

El día de tu Asunción al cielo,
tuvo la primera inspiración de fundar la Orden.

En la fiesta de tu Natividad,
dio comienzo al Instituto,
vistiendo a sus primeros seguidores con el hábito religioso.

En la solemnidad de tu Inmaculada Concepción,
se consagro definitivamente al Señor,
haciendo la profesión religiosa solemne con sus primeros compañeros.

A lo largo de la historia de nuestra Orden,
especialmente en los momentos de mayor dificultad, hemos experimentado su tierna protección.

Continúa, oh Madre,
Acompañando con especial afecto nuestra Orden
que ha depositado su confianza en ti
y tiene el honor de tenerte como su protectora, invocándote como Reina de los Ministros de los enfermos.

Dale siempre prosperidad y crecimiento,
Haz que nazca en el corazón de muchos jóvenes.
El deseo de consagrarse totalmente al servicio de Dios
y de los enfermos.

Conserva nuestras comunidades en la fidelidad
al carisma recibido
y enciende en todos nosotros esa llama de caridad
que ardía en el corazón de nuestro Santo Padre Camilo.

Hoy, oh Madre, renovamos nuestros votos,
prometiendo a Dios servir a los enfermos,
aun con peligro de la propia vida,
en castidad, pobreza y obediencia.
Obtén para nosotros vivir nuestra
consagración con fidelidad y alegría.
Nos abandonamos en ti
Rogándote que te muestres siempre como nuestra Madre,
nuestra Reina y Salud de los enfermos.

Amén.

Comenzamos nuestra Reunión-retiro de la Provincia Española

Arranca la reunión abierta – retiro convocado en San Camilo de Tres Cantos, en la que participan 20 religiosos procedentes de las comunidades de Sevilla, Valencia, Sant Pere de Ribes, Barcelona y Tres Cantos.

Compartimos la síntesis de nuestro primer día de encuentro.

La mañana ha sido presidida por un momento de oración e invocación al Espíritu Santo dirigida por el Superior Provincial, Hno. José Carlos Bermejo, quien posteriormente ha realizado una presentación general del estado de la Provincia, recordando en un primer momento a nuestros religiosos difuntos que nos han precedido al encuentro del señor durante este 2022: el p. Ovidio y el p. Braulio. Momento de agradecimiento por su vida y su ministerio y también a las comunidades de Sevilla y San Pere de Ribes por la cercanía y la presencia en su proceso de enfermedad.

Posteriormente, El Superior Provincial, ha hecho relación de las próximas incorporaciones en la vida de la Provincia, como parte de un convenio interprovincial con la Delegación de Vietnam, de la cual esperamos la llegada de dos jóvenes religiosos y también con la Provincia del Norte de Italia de la cual esperamos la incorporación del p. Arnaldo Pangrazi en los próximos meses.

Otros puntos propuestos por el Superior Provincial a la asamblea, como parte de la relación, han sido:

  • Propuesta a la Provincia de Brasil de la Provincia Española
  • Acuerdo entre la Provincia de Brasil, Viceprovincia de Perú y Provincia de España
  • Propuesta para la casa baja de San Pedro Barcelona
  • Proyectos de cooperación – Misiones Camilianas 2022-10-29

Terminada la intervención del Superior Provincial y después de unos momentos de descanso ha tomado la palabra el Ecónomo Provincial Hno. Long Dinh Tran quien ha ofrecido una relación muy completa del estado económico de las Casas de la Provincia, de nuestros centros y obras. Particular ha sido su invitación a la esperanza en un momento tan particular por la situación mundial a causa de la Guerra en Ucrania, la crisis energética y todas sus repercusiones en la sociedad.En la tarde hemos dado comienzo a la reflexión de los ejercicios espirituales dirigidos por el p. Eduardo Morante de la Viceprovincia de Perú quien en su primera meditación nos ha propuesto un “Viaje a través del paisaje del Espíritu”

La jornada ha concluido con la celebración Eucarística presidida estos días por el P. Eduardo, en la capilla del Centro.

José Carlos Bermejo nombrado Superior Provincial de España

Llegando al final de la celebración del 59º Capítulo General de la Orden celebrado en Nemi (Roma), el Superior General, P. Pedro Tramontin y su Consulta han reelegido al hno. José Carlos Bermejo de la Provincia Española de los religiosos Camilos para el próximo trienio 2022-2025.

Tras el escrutinio, la Consulta presentará a la Congregación para los Institutos de Vida Religiosa y Sociedades de Vida Apostólica, la solicitud del permiso para el nombramiento de José Carlos Bermejo. La Orden está catalogada como clerical y José Carlos es religioso hermano. Solo desde hace dos días esto es posible por el rescripto del Papa Francisco que lo permite.

En las próximas semanas se procederá a la votación y nombramiento del resto de miembros que participarán del Consejo Provincial según lo establecido en las Disposiciones Generales.

José Carlos Bermejo Higuera

Del Curriculum no oficial de su web josecarlosbermejo.es

Nací en la primavera castellana de Tordesillas en una familia de ocho hijos. Eso me ha dado muchos sobrinos… Muy pronto me fui al seminario menor de los religiosos camilos de Navarrete (La Rioja), con tan solo once años. Estudié lo que entonces era BUP y COU en Zaragoza y luego pasé un año en Sant Pere de Ribes en contacto con los enfermos y ancianos dependientes del Hospital-Residència Sant Camil. Me hice religioso camilo. Estudié teología en Colmenar Viejo, mientras vivía en Madrid y en Tres Cantos, aunque volví a acabarla a Logroño, donde participaba en actividades como formador. Tenía 25 años cuando aterricé en Roma para estudiar teología pastoral sanitaria a la vez que se inauguraba el Camillianum (Instituto Internacional de Teología Pastoral Sanitaria). El superior general me pidió ser secretario personal durante dos años y fueron los primeros que dediqué a preparar el doctorado sobre relación pastoral de ayuda al enfermo de sida. Por entonces frecuentaba una casa de acogida y un hospital destinado a estos pacientes que estaban todos al final de la vida. En el año 1991 regresé a Tres Cantos –Madrid- a terminar el doctorado y ya había iniciado a impartir clases en Roma en diferentes centros.

Desde entonces vivo en Tres Cantos. Primero combinaba la dirección del recientemente creado Centro de Humanización de la Salud (que fue un proyecto soñado mientras estudiaba), con acciones formativas. Desde el 2007, además, dirijo el Centro Asistencial San Camilo para personas mayores dependientes y enfermos al final de la vida. En estos momentos estoy comprometido también en la enseñanza en la Universidad Ramón Lull, en Madrid y Barcelona, además de la Católica en Oporto, Lisboa, Católica de Valencia y del 1994 al 2019 del Camillianum de Roma. Imparto clase también en la Universidad Católica de Valencia y algunas colaboraciones habituales en otras Universidades (Málaga, Viseu, etc.)

Doy muchas conferencias y cursos. Viajo mucho. No tengo pereza. A Argentina, Chile, Ecuador, Colombia, Perú y México he ido numerosas veces. Algunos años varias veces… En los países de América Central (Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Honduras… he estado menos veces). También me ha apasionado ir unas cuantas veces a Guinea Ecuatorial, Brasil y una a La India. Si no fuera por los regresos nocturnos… que tanto me cuestan… En estas latitudes me siento comprometido a distancia y presencialmente.

He escrito. Mucho. Creo que una cuarentena de libros y he perdido la cuenta del número de artículos. Me gusta. Intento contribuir a la formación en el campo de la humanización de la salud y de la intervención social. A veces he escrito solo, otras acompañado por personas que entienden de las temáticas y con las que trabajo.

Me gusta la pantera rosa. Es ejemplo de resiliencia. Me gusta ir al cine. Me encanta la montaña y el mar (que también me da miedo). Mi palabra preferida: la pasión. Vivo con pasión, gozo de lo hago, hago lo que me gusta.

Oramos a Dios por intercesión de nuestro San Padre Camilo, para que continúe iluminando el trabajo del Hno. José Carlos en bien de los religiosos y de las actividades que se desarrollan en nuestra Provincia

Entrevista al p. General P. Pedro Tramontin en el Avvenire

Compartimos la entrevista de Graziella Melina en el periódico Avvenire con el nuevo superior de la Orden P. Pedro Tramontin.

Desde el comienzo y en particular hoy, deseamos ser “hospitales de campaña”

Después de la audiencia del Papa Francisco el pasado lunes 16 de mayo en ocasión del Capítulo General de la Orden Ministros de los Enfermos el padre Pedro Tramontin de 55 años, brasileño, nuevo Superior General de los Religiosos Camilos, reflexiona sobre profecía camiliana: “el enfermo siempre en el centro de nuestros proyectos, en la plena valorización de la dignidad del ser humano”

¿Cómo se traduce en concreto las palabras que os ha dirigido el Papa Francisco?

Nosotros los religiosos Camilos consientes que en la actualidad la salud es un bien comercial, nos empeñamos en promover iniciativas para crear un mayor acceso a los servicios sanitarios y de cuidado en favor de los enfermos más pobres.

¿Qué dice vuestro carisma hoy?

Nuestro cuarto voto esboza la tarea y el objetivo del carisma: “Asistir a los enfermos, aunque con peligro de la propia vida”. En el modelo de Jesús, Buen Samaritano, en la imitación de la herencia profética de San Camilo nosotros nos empeñamos en poner al enfermo al centro de cada uno de nuestros proyectos, en el pleno valor de la dignidad del ser humano, sobre todo aquellos más frágiles, conscientes que los derechos de los débiles son los derechos que merecen nuestro esfuerzo. Implica que lo que el Papa Francisco nos está enseñando “Una Iglesia en Salida”. Para nosotros como religiosos camilos se traduce en el salir de nosotros mismos para ir al encuentro del hermano que está viviendo la estación de la enfermedad. Desde el comienzo y en particular hoy deseamos simplemente ser “Hospital de campaña” para las heridas de una sociedad más pobre y sola.

¿Cómo lleváis adelante esta tarea en el mundo de la Salud?

Nuestro esfuerzo en la actualidad en el mundo de la salud requiere la oferta de servicios variados que cuenten con las exigencias locales. También en el uso de la moderna tecnología debe ser siempre acompañado desde un serio esfuerzo de “ciencia y conciencia” para crecer en “competencia y compasión” para que el aporte técnico tenga como fin la humanización del mundo de la salud, en beneficio del enfermo y el desarrollo de los trabajadores de la salud. Este comporta flexibilidad, capacidad de abandonar los modelos que ya no sirven a las necesidades actuales, y disponibilidad al diálogo intercultural e interreligioso. En los países en vía de desarrollo, en los cuales la Orden está creciendo con fuerza y en donde la realidad es particularmente relevante en los contextos en los cuales los cristianos son una minoría. Conscientes de los muchos desafíos en el campo ético y bioético la Orden adopta una actitud de colaboración con entidades religiosas y laicas, sin alejarse de la propia misión: El enfermo al centro.

¿Con que distinciones?

La primordial excelencia es la fidelidad a nuestro carisma institucional: el enfermo. Esto se realiza con una serie de intervenciones. En espíritu de continuidad con los Mártires de la Caridad nos empeñamos en la oferta de respuestas que en situaciones de calamidad y de epidemias vayan más allá del ofrecimiento de bienes de subsistencia, y se esfuercen en involucrar las víctimas siendo tutores de resiliencia.

A través de diferentes Centros de Pastoral de la Salud a nivel mundial estamos involucrados en la formación de los agentes, en grado de acompañar a los enfermos en el difícil proceso de aceptación de la enfermedad.

En muchos países estamos empeñados en ofrecer respuestas en favor de aquellos enfermos, en las que su situación y condición no están considerados en la planificación sanitaria nacional complicando la realidad en estos casos. mucho. en este caso, muchas intervenciones se realizan siendo la voz que los que no tienen voz

P. Gianfranco Lunardon nombrado nuevo Vicario general de la Orden

Los trabajos del 59º Capitulo General de la Orden siguen adelante. Después del nombramiento del p. Pedro Tramontin como nuevo Superior General de la Orden, esta mañana los Capítulares a elegido al p. Gianfranco Lunardon, de la Provincia de Italia de Norte, como nuevo Vicario General.

El P. Gianfranco nació en Padua el 22 de abril de 1971. Ingresó en el Seminario Menor de Mottinello en 1981 cuando tenía 10 años de edad. En 1995 realizó su primera profesión religiosa y en 1999 su consagración definitiva a la Orden con la Profesión Solemne. En el año 2000 fue ordenado sacerdote en Verona (Italia).

El P. Gianfranco se graduó en Matemáticas en la especialidad de Estadística Económica en la Universidad de Padua. Doctor en Teología Moral por la Academia Pontificia Alfonsiana de Roma.

Durante muchos años el P. Gianfranco ha desarrollado su ministerio camiliano como capellán, superior de la Casa de Espiritualidad de Mottinello, superior del estudiantado internacional casa Rebusquini de Roma y en lo últimos 8 años como Consultor y Secretario General de la Orden, labor que ha desempeñado con especial dedicación y compromiso.

El Padre Pedro Tramontin, nuevo Superior General de la Orden

El 59º Capítulo General de la Orden de Ministros de los Enfermos eligió en la tarde del miércoles 11 de mayo, al 61º Superior General: el Padre Pedro Tramontin, delegado de la Delegación Camiliana en los Estados Unidos. La elección se realizó en primera votación y por amplia mayoría, signo de la unidad de los capitulares llamados a elegir la nueva dirección de la Orden.

P. Pedro, Nació el 3 de julio de 1967 en Salto Veloso – SC. Hizo su profesión solemne en 1992 y fue ordenado sacerdote el 28 de septiembre de 1996. Estudió en la Universidad Gregoriana, obteniendo la licenciatura en Teología y una maestría en Espiritualidad.

De 1997 a 2007 fue maestro de novicios en São Paulo, Brasil. En 2008 ocupó el cargo de animador vocacional de la Provincia Camiliana de Brasil. En 2009 fue transferido a Milwaukee (WI) USA y es delegado desde 2013.
Inmediatamente después de la elección, el P. Tramontin dirigió estas palabras a los capitulares:

“Gracias por la confianza que han depositado en mí. Parafraseando a una persona más importante que yo, yo también os pido: «¡Orad por mí!». Se hará la voluntad de Dios.
Cuando me di cuenta de que podía pasar que yo fuera elegido Superior General, mi corazón comenzó a latir aceleradamente. El único consuelo que encontré fueron las palabras que el Crucifijo le dijo a nuestro Fundador San Camilo: «Pusilánime, no tengas miedo: ¡esta es mi obra, no la tuya!».

Soy consciente de las dificultades y desafíos que tenemos, pero también soy consciente de nuestras oportunidades. En estos años que pasaremos juntos podemos hacer mucho. Agradezco a la Consulta saliente que nos acompañó en este Capítulo con tanta fuerza de espíritu, el servicio que han prestado. Me consagré hace muchos años y mi objetivo siempre ha sido servir a los más necesitados. Soy un humilde servidor. Trato de ser humilde, como me enseñaron mis padres.
Mi objetivo es siempre dar lo mejor de mí en las cosas que hago, tengo la costumbre de ser un poco perfeccionista. Quisiera agradecer al definitorio que ha hecho un gran trabajo estos días. Trataré de entender lo que Dios quiere decirme, lo que Él quiere de mí.

Estoy muy agradecido de servir a la Orden y del gran apoyo que he sentido y siento de vuestra parte. Siento la alegría de estar juntos. Hay algo especial en todo esto. Tengo una frase que siempre llevo conmigo y que me gustaría compartir con vosotros. “Si quieres llegar rápido ve solo, si quieres llegar lejos ve acompañado”. Esta es mi invitación para cada uno de vosotros. Vamos juntos, el viaje será mucho más hermoso, ir juntos nos hará llegar más lejos.

Pido a Dios sabiduría para guiar a la Orden con toda humildad para que podamos hacer la voluntad de Dios y pido a nuestro fundador San Camilo que nos acompañe y que la bendición de María nos acompañe a todos. Gracias de nuevo a todos por vuestra confianza»

59º Capítulo General – Elección del Presidente y Definitorio 7 de mayo de 2022

Este sábado 7 de mayo el capítulo ha vivido momentos muy intensos con la elección del Presidente del Capítulo y del Definitorio, además de la sentida intervención de Monseñor Braz de Aviz quien exhortó a los presentes a vivir y actualizar su carisma «de manera profética».

Después de la lectura del acta del día anterior de los trabaos del día 6 de mayo, se procedió según el programa a elegir el Presidente del capítulo, tarea que recayó la persona del P. Pedro Tramontin.

Posteriormente fue elegido el Definitorio, compuesto por:

  • Hermano José Carlos Bermejo (Provincia de España),
  • P. Gianfranco Lunardon (Provincia del Norte de Italia),
  • P. Paul Ouedraogo (Provincia de Burkina Faso) y el
  • P. Baby Ellickal Kurian (provincia de la India).

La tarea del Presidente y del Definitorio es guiar el Capítulo General hasta la elección del nuevo Superior.

Posteriormente, fue elegida la comisión económica compuesta por:

  • Hno. Ignacio Santaolalla (Provincia Española),
  • P. Giovanni Contarin (Provincia de Tailandia),
  • P. Lorenzo Testa (Provincia del Norte de Italia),
  • P. Guy Flavien Ouedraogo (Provincia de Burkina Faso).

En horas de la tarde la sesión ha continuado con la intervención de Monseñor João Braz. de Aviz, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

Leer la reflexión de Monseñor João Braz. de Aviz