Los Religiosos Camilos animan la Pascua del Enfermo en Denia.

El día 8 de mayo el P. Luis Armando, con motivo de la celebración de la pascua del enfermo, se trasladó a Denia para animar y compartir el encuentro de agentes de pastoral de la salud del arciprestazgo Preciosísima Sangre.

En el encuentro participaron cuarenta personas del grupo de pastoral de la salud y destacó el ambiente de trabajo y el interés mostrado por las personas presentes. Hubo gran participación a la hora de conocer y profundizar en la experiencia del acompañamiento en la enfermedad desde la pastoral de la salud y el camino que tiene por delante. El buen sabor de boca del encuentro se hizo patente en el deseo de repetir la experiencia más adelante y poder ahondando en la visión camiliana del cuidado y la salud.

El tema de reflexión que marcó el encuentro fue la figura del agente de pastoral de la salud, sus desafíos y perspectivas para nuestro tiempo. La pastoral de la salud en la Iglesia está en momento de reflexión y de cambio, animados por la llamada a convertirnos en Iglesia en salida, estas actividades fomentan la renovación de la mirada y el espíritu de este servicio tan importante que ofrece la Iglesia a través de sus agentes.

Para nosotros es una oportunidad de conocer, apoyar y promover la formación y el cuidado de las personas que se dedican a cuidar a otras dentro de nuestra Iglesia, que comparten y viven nuestro carisma de manera entregada. Es todo un regalo seguir desarrollando nuestra misión cerca de nuestras comunidades y contribuir al cuidado de los enfermos de manera integral, cuidando también la dimensión espiritual, siempre con “Más corazón en las manos”.

Celebración de la Pascua del Enfermo

El domingo 6 de mayo se celebra la Pascua del enfermo.

Para los Religiosos Camilos la Pascua del enfermo es una celebración muy especial, ya que representa el momento en que toda la comunidad cristiana comparte y ora por todas las personas que padecen enfermedad. En este día la Iglesia española se une de manera especial para rezar compartiendo nuestro carisma, mirar a los enfermos con la mirada de Jesús, transformándonos en sus servidores mientras nos dejamos interpelar por ellos.

En el mensaje de los obispos de este año para la celebración de la jornada, nos animan a fijar nuestra atención en los familiares y a saber acompañarles de la manera más adecuada, desde la caridad y el consuelo; sabiendo que cada persona y cada situación son únicas. El especial cuidado de los familiares que atienden a personas enfermas ha sido siempre una preocupación y una ocupación en nuestras diferentes obras. Desde nuestra visión del cuidado integral del enfermo siempre insistimos en la importancia de cuidar también a los cuidadores, generando espacios de compartir experiencia, acompañando en el cuidado del enfermo y también tras la muerte del ser querido hemos seguido acompañando su dolor.

Nos animan a cuidar desde un amor maternal, desde la ternura de la madre que sufre más el dolor del hijo que su propio dolor; invitándonos a contemplar desde este prisma la figura de María. Nos hacemos eco de este estilo de cuidado desde la voz de San Camilo, nuestro fundador, que siempre animaba a sus hermanos a “cuidar como una madre cuida de su único hijo enfermo”. Esta mirada amorosa es la que nos permite cuidar con el corazón, cuidar con la ternura, cuidar como expresión genuina del amor que Dios nos revela en nuestra vocación de Ministros (servidores) de los enfermos.

En la Vicaría VIII zona sierra, aquella con la que caminamos en Madrid, la pascua se celebrará en la Básilica de la Asunción de Nuestra Señora de Colmenar Viejo el domingo 13 de mayo a las 12:30. Animamos a todos los que podáis a acudir a esta celebración para compartir como pueblo el don del servicio a los enfermos y acompañar a los que asistan en esta celebración tan especial.

Mensaje de los obispos para la Pascua del enfermo