Icono Orden
Orden de los Ministros de los Enfermos.
Religiosos Camilos
  • Cuidamos
    Cuidamos
  • Enseñamos a cuidar
    Enseñamos a cuidar
  • Cuidamos al final de la vida
    Cuidamos al final de la vida
  • Humanizar la salud
    Humanizar la salud
  • Trabajamos con personas con discapacidad
    Trabajamos con personas con discapacidad
  • Por todo el mundo
    Por todo el mundo
  • Consagrados
    Consagrados
  • Cuidamos a otros consagrados
    Cuidamos a otros consagrados
  • Vida Comunitaria
    Vida Comunitaria
  • Pastoral de la salud
    Pastoral de la salud
  • Capellanías en hospitales
    Capellanías en hospitales
  • Visítanos
    Visítanos
  • San Camilo
    San Camilo
  • Consulta General
    Consulta General
  • Capítulo Provincial
    Capítulo Provincial
  • Familia Camiliana Laica
    Familia Camiliana Laica
«¿Que tengamos cuidado porque en Milán hay peste? Precisamente por eso vamos allí.»(San Camilo)

Redes sociales

Fiesta de San Camilo de Lelis

La Iglesia, y de forma especial toda la Orden de los Religiosos Camilos, celebramos la fiesta de San Camilo.

San Camilo
14/07/2017 16:27

Camilo de Lellis nació el 25 de mayo, 1550, en Buquiánico (un pueblo que pertenece a la región de los Abruzos en el sur de Italia). Su madre, Camilla Compelli de Laureto, tenía casi cincuenta años cuando dio a luz a Camilo. Su padre, Juan de Lelis, era un militar que sirvió en las milicias del Reino de Nápoles y de Francia y, por ello, rara vez estaba en casa.

Su madre murió pronto, en 1562, y como consecuencia de ello, Camilo vivió una adolescencia sin el acompañamiento paterno. A los 16 años. Camilo se alistó en las filas del ejército veneciano y combatió en la guerra contra los turcos.

Después de abandonar el ejército, Camilo trabajó como criado en el convento capuchino en Manfredonia. Tiempo atrás, en un naufragio, había hecho a Dios la promesa de hacerse religioso franciscano, pero no lo había cumplido. Mientras trabajaba con los Padres Capuchinos escuchó una charla espiritual que el “guardián” impartió a los obreros y, en ese momento, sintió fuertemente la llamada de Dios a su conversión. Empezó a llorar y pidió perdón por sus pecados, con la firme resolución de cambiar su forma de actuar por completo. Tenía 25 años.

Pidió ser admitido como franciscano, pero una llaga en la pierna fue causa de despido y que se fuera al Hospital de Santiago de los Incurables. Allí, una vez cerrada la llaga, logró que lo admitieran de nuevo como aspirante a capuchino. Pero en el noviciado apareció de nuevo la llaga y tuvo que volver a irse de nuevo. 

De regreso al hospital de Santiago, se dedicó a atender a los demás enfermos, se convirtió en un cuidador en el hospital, y más tarde su director. Camilo observó la falta de atención que los enfermos recibían por parte del personal del hospital. Dirigido espiritualmente por San Felipe Neri, estudió teología y fue ordenado sacerdote. Fue entonces que decidió fundar una “compañía que cuidara de los enfermos como una madre cuida de su único hijo enfermo”.

El 8 de diciembre de 1591 fundó la Orden de los ministros de los Enfermos, más conocidos como Religiosos Camilos. Murió el 14 de julio de 1614, a los 64 años.

Los 1.100  Religiosos Camilos, distribuidos por 40 países, hoy, después de 400 años, continuamos este sueño de Camilo cuidando y enseñando a cuidar a los enfermos de todo el mundo, y como deseaba San Camilo de Lelis poniendo “más corazón en las manos”.

Conocer la vida de San Camilo.

 

  • San Camilo de Lelis
    San Camilo de Lelis

Audiovisual

Array  Array  
REDES SOCIALES:
Perfiles de Camilos
| Compartir la página en:
Facebook
Twitter
o en otra