Icono Orden
Orden de los Ministros de los Enfermos.
Religiosos Camilos
  • Cuidamos
    Cuidamos
  • Enseñamos a cuidar
    Enseñamos a cuidar
  • Cuidamos al final de la vida
    Cuidamos al final de la vida
  • Humanizar la salud
    Humanizar la salud
  • Trabajamos con personas con discapacidad
    Trabajamos con personas con discapacidad
  • Por todo el mundo
    Por todo el mundo
  • Consagrados
    Consagrados
  • Cuidamos a otros consagrados
    Cuidamos a otros consagrados
  • Vida Comunitaria
    Vida Comunitaria
  • Pastoral de la salud
    Pastoral de la salud
  • Capellanías en hospitales
    Capellanías en hospitales
  • Visítanos
    Visítanos
  • San Camilo
    San Camilo
  • Consulta General
    Consulta General
  • Capítulo Provincial
    Capítulo Provincial
  • Familia Camiliana Laica
    Familia Camiliana Laica
«¿Que tengamos cuidado porque en Milán hay peste? Precisamente por eso vamos allí.»(San Camilo)

Amigos de los enfermos y de los que sufren San Camilo

La Comunidad de las Hermanas Camilianas (GKS) es una comunidad eclesial en el mundo, y sus miembros viven y trabajan según el espíritu de san Camilo en varias profesiones y actividades.

En nuestra comunidad existen dos formas de vida:

  • la del Instituto secular (SI);
  •  la de los amigos de los enfermos y los dolientes San Camilo (FKL-SK).

La comunidad se formó en 1981 en el Oberösterreich (Austria) y todavía se encuentra en fase de formación, es decir, debe ser reconocida como instituto secular. En este momento somos una comunidad eclesial de derecho diocesano, aprobada por el obispo de Linz en 1985.

De acuerdo con el modo de vida de los institutos seculares, hacemos tres votos, orientados al servicio de los enfermos:

  • pobreza,
  • castidad y celibato,
  • obediencia.

Y añadimos un cuarto voto: el servicio camiliano incluso con riesgo de la propia vida.

Del mismo modo que Camilo se hizo hermano de los enfermos, así nosotros queremos acercarnos y servir a todos los hombres.

Unidos a nuestro instituto secular se encuentran los miembros de la FKL-SK: parejas, jóvenes, personas ancianas, separados, personas que viven solas, sacerdotes diocesanos y otros. Éstos se asocian tras un periodo de introducción y prueba mediante una promesa en la GKS.

Todos participamos, como miembros de la GKS, de los mismos dones espirituales, estamos unidos y asumimos la misma misión según las propias capacidades y en servicio de la comunidad.

Nos sentimos profundamente ligados a la Orden de los Camilos, que representa el corazón del carisma camiliano y, por consiguiente, una autoridad carismática para nosotros. La Orden promueve la herencia de san Camilo y tiene la misión de actualizarla en nuestro tiempo. Por eso nos orientamos gustosamente conforme a las líneas y las tareas de la Orden y queremos mantenernos fieles al carisma camiliano, viviéndolo aquí y ahora. Vemos en los Camilos a nuestros hermanos y con ellos estamos fraternalmente unidos en la amistad y la vocación común. Por eso es nuestro deseo permanecer en contacto con ellos. Según nuestras posibilidades estamos abiertos y disponibles a trabajar y caminar unidos.

Tratamos de estar en contacto con las demás comunidades camilianas existentes y confiamos en una relación fraterna. En los lazos que nos unen reconocemos una posibilidad eficaz para responder a las necesidades del hombre de hoy. Queremos realizar nuestra misión con el testimonio de una comunidad fraterna en nuestra Iglesia y en el mundo, incluyendo diversos modos de vida (Modo de Vida de la GKS, art. 14).

Carisma camiliano

El carisma camiliano se vive en nuestra comunidad de forma diferente, según la diversidad de los miembros. También la formación en las diversas profesiones y dentro de la comunidad está orientada a respetar estas diferencias.

“Amor y competencia” se integran y son los dos pilares de nuestro servicio camiliano.

Tenemos una visión integral de la salud y consideramos importante y hermoso de manera especial el servicio de la curación interior. Encontramos diariamente y en todas partes a personas heridas interiormente. Queremos asistirlas según el espíritu de san Camilo, acompañarlas, ser hermanos para ellos. Tratamos de realizar esto en nuestro compromiso profesional, voluntario, privado y familiar. Algunos miembros que ya no pueden ser “activos” apoyan con la oración a la comunidad, a los hombres a quienes acompañamos y los servicios que se llevan a cabo.

Nuestra comunidad comprende dos regiones:

  •  Región europea: Austria y Alemania, con cuatro comunidades laicas y miembros individuales;
  •  Región brasileña, con cinco comunidades locales.

Se favorece la vida comunitaria y personal con encuentros regulares en las comunidades locales, con encuentros de fines de semana regionales y con la semana anual de la comunidad. Estos encuentros contribuyen a la formación y la profundización de la espiritualidad camiliana.

Puntos del proyecto de vida de los FKL-SK

La sociedad necesita “células sanas”. La primera y más natural es la del matrimonio y la familia.

Parejas o cónyuges individuales y familias tienen un apostolado específico en un tiempo que ve cómo fracasan multitud de relaciones. Ellos están llamados a ayudar con su esperanza y su disponibilidad a personas en graves dificultades, a fin de recuperar la esperanza, comenzar a sanar sus heridas y salir de la crisis (de los art. 10 y 13).

Queremos amar a Dios por encima de todo y tener libre nuestro corazón para todos los hombres, especialmente para los que sufren, para amarles sincera y tiernamente según el corazón de Dios. Consideramos que todos los hombres merecen un profundo respeto. La vida de relación y la amistad deben conformarse al Evangelio y el mandamiento del amor (del art. 21).

Estamos siempre abiertos y disponibles para reconocer los signos de los tiempos en el mundo de la Iglesia, para formarnos según las exigencias de nuestro servicio y contribuir así al crecimiento de una sociedad más sana (art. 19).

La comunidad de las Gemeinschaft Kamillianische Schwestern

REDES SOCIALES:
Perfiles de Camilos
| Compartir la página en:
Facebook
Twitter
o en otra