Icono Orden
Orden de los Ministros de los Enfermos.
Religiosos Camilos
  • Cuidamos
    Cuidamos
  • Enseñamos a cuidar
    Enseñamos a cuidar
  • Cuidamos al final de la vida
    Cuidamos al final de la vida
  • Humanizar la salud
    Humanizar la salud
  • Trabajamos con personas con discapacidad
    Trabajamos con personas con discapacidad
  • Por todo el mundo
    Por todo el mundo
  • Consagrados
    Consagrados
  • Cuidamos a otros consagrados
    Cuidamos a otros consagrados
  • Vida Comunitaria
    Vida Comunitaria
  • Pastoral de la salud
    Pastoral de la salud
  • Capellanías en hospitales
    Capellanías en hospitales
  • Visítanos
    Visítanos
  • San Camilo
    San Camilo
  • Consulta General
    Consulta General
  • Capítulo Provincial
    Capítulo Provincial
  • Familia Camiliana Laica
    Familia Camiliana Laica
«¿Que tengamos cuidado porque en Milán hay peste? Precisamente por eso vamos allí.»(San Camilo)

Presentar hoy la fe.

Religiosos Camilos en el siglo XXI. Ilustración realizada por Javier Prat.

Nuestro Concilio Vaticano II,  al tratar de presentar y difundir la fe cristiana entre nuestros contemporáneos, dice: «…todos los cristianos están obligados a manifestar con el ejemplo de su vida y el testimonio de la palabra el hombre nuevo de que se revistieron por el bautismo, y el poder del Espíritu Santo, de tal forma que los demás, al contemplar sus buenas obras, glorifiquen al Padre (Mat. 5,16) y perciban con mayor plenitud el sentido genuino de la vida humana y la fraternal unidad de todos los hombres.» A. G. 11.
 
«En realidad, la caridad cristiana se extiende a todos sin distinción de raza, condición social o religión; no espera lucro o agradecimiento alguno. Porque así como Dios nos amó con amor gratuito, así los fieles han de preocuparse por el mismo hombre, amándole con el mismo impulso con que Dios lo buscó. Así pues, como Cristo recorría las ciudades y aldeas curando todos los males y enfermedades en prueba de la llegada del Reino de Dios (Mat. 9,35, Hech. 10,38), así la Iglesia se une por medio de sus hijos a los pobres y afligidos, y a ellos se consagra gozosa. Participa de sus gozos y de sus dolores, conoce sus aspiraciones y enigmas en la vida y sufre con ellos en las angustias de la muerte…» A. G. 12.
 
Este hermoso programa conciliar ha sido formulado hace pocos años; sin embargo parece calcado del programa de vida formulado en la fundación de Camilo, con hechos antes que con palabras. Camilo y sus compañeros fueron hombres de hechos, mucho más que de palabras. Este «detalle» es de gran actualidad cuando de tantas palabras que oímos y usamos, ya no las creemos si no vemos los hechos. Para hacer presente a Dios en nuestro mundo y para construir una humanidad mejor, el lenguaje hoy válido es el de los hechos de justicia y caridad, el mismo formulado por Camilo y los suyos, hace varios siglos.

 

REDES SOCIALES:
Perfiles de Camilos
| Compartir la página en:
Facebook
Twitter
o en otra