Icono Orden
Orden de los Ministros de los Enfermos.
Religiosos Camilos
  • Cuidamos
    Cuidamos
  • Enseñamos a cuidar
    Enseñamos a cuidar
  • Cuidamos al final de la vida
    Cuidamos al final de la vida
  • Humanizar la salud
    Humanizar la salud
  • Trabajamos con personas con discapacidad
    Trabajamos con personas con discapacidad
  • Por todo el mundo
    Por todo el mundo
  • Consagrados
    Consagrados
  • Cuidamos a otros consagrados
    Cuidamos a otros consagrados
  • Vida Comunitaria
    Vida Comunitaria
  • Pastoral de la salud
    Pastoral de la salud
  • Capellanías en hospitales
    Capellanías en hospitales
  • Visítanos
    Visítanos
  • San Camilo
    San Camilo
  • Consulta General
    Consulta General
  • Capítulo Provincial
    Capítulo Provincial
  • Familia Camiliana Laica
    Familia Camiliana Laica
«¿Que tengamos cuidado porque en Milán hay peste? Precisamente por eso vamos allí.»(San Camilo)

Héctor Boschini

Hermano Héctor Boschini

Hermano Héctor Boschini, Religioso Camilo.

Hermano Héctor Boschini

Nació el 25 de mayo de 1928 en Belvedere di Roverbella, provincia de Mantua, e ingresó en la Orden de los Camilos a los 24 años, atraído por el amor a los enfermos. Su vida como religioso transcurrió en dos ciudades especialmente: Venecia y Milán.

En Venecia ejercitó durante veinte años un servicio generoso, ordinario, con los enfermos del hospital de San Camilo de los Alberoni, pero fue en la metrópoli lombarda donde descubrió su verdadera vocación. Encargado de acoger a los pobres que llamaban a la puerta de la Clínica San Camilo, se dio cuenta de la triste situación en que se encontraban cientos y cientos de personas en situación de pobreza y exclusión social.

El sufrimiento de estas personas le llegó al corazón, por lo que, considerando insuficiente darles un trozo de pan, fue en su busca a la estación central del ferrocarril y a los barrios más deprimidos, y buscó para ellos lugares de acogida, los llamados “refugios”, en Milán y luego en Seveso, en Roma, en Abruzzo, en Bogotá.

En sus instituciones encuentran actualmente cobijo más de quinientas personas. En el don de sí mismo al prójimo pobre y enfermo, el hermano Héctor realizaba plenamente el carisma de la Orden camiliana, que llama a cuantos pertenecen a ella a servir a los enfermos incluso con riesgo de la propia vida.

Consumido por el trabajo y víctima de una grave enfermedad, el hermano Héctor murió en la Clínica San Camilo de Milán el 20 de agosto de 2004. Sus restos mortales descansan en la capilla de la Casa Betania de Seveso.

El cardenal Dionisio Tettamanzi, arzobispo de Milán definió al Hermano Héctor Boschini durante la liturgia fúnebre celebrada el día 23 de agosto de 2004 en la basílica de San Ambrosio de la ciudad como «un gigante de la caridad». Se le reconocía así al hermano Héctor, religioso camilo, el valor de su apostolado a favor de los más pobres entre los pobres y el mérito de haber recordado la ternura del Padre y la fuerza del profeta, el compromiso que incumbe a los individuos y a la comunidad civil y eclesial de reconocer y devolver su dignidad a cuantos son víctimas del sufrimiento y la marginación.

Link a la obra del Hermano Hector.

REDES SOCIALES:
Perfiles de Camilos
| Compartir la página en:
Facebook
Twitter
o en otra