Te regalo mi sombra

Mi sombra, mis ganas, mi camino, mi amor, mis vicios, mi ser… ese es mi regalo.

 

Te regalo mi sombra

para el sol del camino,

para andar a tu lado rendido.

 

Te regalo mi sombra

pa que sigas conmigo,

para hacerte más leve el camino.

 

Te regalo mi sombra

y mi amor, y mis vicios:

lo que soy, lo que tengo de amigo.

 

Te regalo mi sombra

si te sientes perdido.

No soy guía. pero quiero ir contigo.

 

Te regalo mi sombra

en tu duro destino,

porque enfermo el temor es de niños.

 

Te regalo mi sombra,

porque a veces insisto

en ser soy yo quien perdí mi sentido.

 

Te regalo mi sombra,

todo lo que es atraso,

pa también reposar en tus brazos.

 

Te regalo mi sombra,

humilde en tu castillo,

porque a veces son fríos los pasillos.

 

Te regalo mi sombra,

si te sientes perdido.

No soy guía, pero quiero ir contigo.

Gran día de San Camilo

El viernes seis de julio celebramos en el Centro San Camilo la fiesta en honor a nuestro patrón.

Un día de emociones y ambiente familiar coronado por una cena compartida por los trabajadores, voluntarios y toda persona que se acercó a celebrar con nosotros la alegría de estar al servicio de los enfermos.

La jornada comenzó con la presentación por parte de Consuelo Santamaría, querida amiga, de san Camilo como sanador herido, nos presentó el currículum de vida de nuestro patrón, el cual, sabiendo trascender sus dificultades llegó a enviarnos a la misión que hoy continuamos.

 

Después celebramos la eucarística con la participación de Mons. José Cobo, obispo auxiliar de Madrid. Una emotiva celebración en la que nos unimos todos en la oración y la comunión al rededor de san Camilo.

La jornada finalizaba con las palabras del hno José Carlos Bermejo delegado provincial de la provincia española, en la que nos recordaba las palabras de san Camilo en sus últimos días, vividos con intensidad y buscando una “buena muerte” a pesar de las dificultades. También nos dirigió unas palabras José Cobo que nos pidió unidad, espiritualidad y creatividad para afrontar junto a la iglesia de Madrid los retos de nuestro tiempo.

Finalmente compartimos un fantástico concierto de Jazz que dio paso a la velada en Bucchianico donde estuvimos hasta bien entrada la noche. En definitiva celebramos la alegría del servicio alrededor de la figura de san Camilo en un ambiente de hogar disfrutando del encuentro de todos aquellos que apostamos porque se puede construir un mundo más humano empezando por el cuidado de las personas que sufren.

¡Feliz san Camilo!

Despidiendo la semana con un cuento

La isla de los sentimientos

Érase una vez una isla donde habitaban todos los sentimientos:
La alegría, la tristeza y muchos más, incluyendo el amor. Un día se avisó a los moradores de que la isla se iba a hundir. Todos los sentimientos se apresuraron a salir de la isla, se metieron en sus barcos y se preparaban a partir, pero el amor se quedó, porque quería quedarse un rato más con la isla que tanto amaba, antes de que se hundiese.

Cuando, por fin, estaba ya casi ahogándose, el amor comenzó a pedir ayuda. En eso venía la riqueza, y el amor le dijo:

– ¡Riqueza, llévame contigo!

– No puedo, hay mucho oro y plata en mi barco, no tengo espacio para ti!

Entonces le pidió ayuda a la vanidad, que también pasaba por allí.

– ¡Vanidad, por favor, ayúdame!

– No te puedo ayudar, amor. Tú estás todo mojado y vas a arruinar mi barco nuevo …

Entonces el amor le pidió ayuda a la tristeza:

– Tristeza, ¿me dejas ir contigo?

– ¡Ay, amor! Estoy tan triste que prefiero ir solita.

También pasó la alegría, pero ella estaba tan alegre que ni oyó al amor llamar. Desesperado, el amor comenzó a llorar. Entonces fue cuando una voz le llamó:

– Ven, amor, yo te llevo.

Era un viejecito, pero el amor estaba tan feliz que se le olvidó preguntarle su nombre. Pero al llegar a tierra firme le preguntó a la sabiduría:

– Sabiduría, ¿quién era el viejecito que me trajo aquí?

La sabiduría respondió:

– Era el tiempo.

– ¿El tiempo? Pero ¿por qué sólo e.l tiempo quiso traerme?

La sabiduría respondió:

– Porque sólo el tiempo es capaz de ayudar y entender a un gran amor.

Para la reflexión:

– El modo en que amo se puede describir con otros sentimientos que lo acompañan …

– ¿Qué significa para mí que el amor sea «sabio» y «que necesita tiempo» …?

– Puede que algunas veces deje o haya dejado morir el amor a causa de …

Sollozos secos

Esos duros momentos…

 

En estos duros momentos,

En estos crudos recuerdos,

En estas ausencias, en estos desiertos…

 

En estas distancias, en estos lamentos,

En estas tirstezas, con estos esfuerzos,

En estas tensiones del gran contratiempo,

Me busco la espalda y no me la encuentro.

Se pierde mi adentro.

 

En estos y en estos, en tan malos momentos,

Tantas situaciones vividas desde dentro

En que el alma se escapa por sollozos secos.

 

Te veo en las bondades de los que me encuentro

Te veo en la vida de lo que había muerto,

En la paz que brota casi sin aliento

Y en mi poca fe, que me hace más nuevo.

 

…y ahora que el tiempo y el viento han volado,

Tanto como sobra: dudas, culpas, miedos;

Que tal la luz serena y la calma han llegado,

Aunque el alma aún se escapa por sollozos secos.

 

Te veo en las bondades de los que me encuentro

Te veo en la vida de lo que había muerto,

En la paz que brota casi sin aliento

Y en mi poca fe, que me hace más nuevo.

 

Que la luz serena y la calma han llegado.

Reflexión del Hno. José Carlos Bermejo tras su viaje a Taiwán

Nos hacemos eco de la reflexión del Hno. José Carlos Bermejo delegado provincial de la Provincia Española de los religiosos camilos que la semana pasada concluyó su viaje por varias poblaciones de Taiwán.

“Los Superiores Mayores de los camilos del mundo nos hemos reunido en Lotung (Taiwán) con la Consulta General del 18 al 23 de junio. Como todos los años, intercambiamos experiencias y hablamos de cómo va la vida de la Orden y de las Provincias, con una perspectiva mundial.

Esta vez hemos prestado atención particularmente  la presencia y trabajo de los camilos en Taiwán, Vietnam, Indonesia, Filipinas, Thailandia, India. La presencia es creciente y la proyección tiene sabor misionero, joven, creativo, apasionado. Son fundaciones nacidas de los misioneros italianos. Tienen el reto de la formación de los propios religiosos (por ser la mayoría jóvenes), que lo afronta con buena estrategia de apuesta por formarse no solo en teología, sino también en otras carreras vinculadas con el mundo de la salud.

Una grandísima atención la prestan a los enfermos de sida, niños, adultos, personas al final… El sida está silenciado en nuestros días, sin embargo, los enfermos existen, los excluidos también, las situaciones socialmente empobrecidas son terribles si no hay solidaridad compasiva para con ellos.

Los modelos de presencia de los camilos en el mundo no son uniformes. En algunos lugares existen grandes hospitales y centros de formación; en otros, pequeños centros con atención muy próxima y más dirigida a los más excluidos. Una variedad que muestra diferentes sensibilidades en torno a un mismo carisma, que es hermoso verlo expresado por todo el mundo.

Siempre será un desafío promover la cultura sobre el carisma camiliano en términos teológicos y pastorales, cosa que no harán otros, sino nosotros mismos”.

Esperamos que la reflexión de José Carlos nos ayude a renovar nuestra vocación misionera, sobre todo con los excluidos y los que quedan en las periferias de nuestras propias comunidades.

La experiencia de compartir la misión que realizan otros en diferentes lugares del mundo es una vía privilegiada para la mejora y el enriquecimiento de nuestra propia acción pastoral. Por ello aprovechamos para agradecer a todos los hermanos repartidos por el mundo que comparten nuestra misión y con los que somos capaces de humanizar más allá de las fronteras.

 

Comienzo del curso intensivo de Pastoral de la Salud

Comienza una semana de aprendizaje y discernimiento que nos ayudará a acompañar mejor a las personas que sufren.

Hoy da comienzo el Curso intensivo de Pastoral de la Salud, una formación referente para toda aquella persona que desee crecer en conocimientos y habilidades para el acompañamiento espiritual de las personas enfermas.

Es sin duda un orgullo para los religiosos Camilos tener la oportunidad de repetir un año más este curso que forma parte de nuestra identidad. En ella nuestros docentes dirigidos por el Hrn Jose Carlos Bermejo Provincial de la provincia española imparten una formación basada en la experiencia y el aprendizaje de muchos años acompañando a personas ante la enfermedad y el final de su vida.

Desde este lunes hasta el viernes los alumnos participaran de una formación completa e integral abordando temas como las habilidades del counselling aplicadas en el acompañamiento espiritual, las calves de la liturgia propia del final de la vida, los fundamentos teológicos en el mundo de la salud, la psicología de las personas enfermas, una introducción a la bioética, claves de la pastoral en las parroquias, etc.

Podremos compartir también los encuentros en la “Casa de la palabra”, un agradable espacio de diálogo en el que compartir conocimientos y experiencia alrededor del tema de la esperanza.

Esperamos que esta semana aporte a nuestros alumnos todo lo necesario para llevar a las personas que sufren en la enfermedad el acompañamiento y cuidados que necesitan al ejemplo de Jesús y la vocación de San Camilo.

Jornada de puertas abiertas en San Camilo.

Los Religiosos Camilos celebramos ayer el día de puertas abiertas en la Residencia San Camilo y el Centro de Humanización de la Salud.

A partir de las 16:30 del jueves acogimos a toda persona que se interesó por conocer la casa, el carisma y la realidad que vivimos en San Camilo. Fue un placer abrir las puertas y mostrar no solo el exterior, sino los valores y la concreción de nuestro deseo y nuestra vocación que es la humanización.

Recorrimos las instalaciones del centro asistencial y parte del centro de humanización detallando el sentido de los elementos que componen esta casa, pues todos los elementos buscan evocar significados a todo aquel que cuida o es cuidado en San Camilo. En un segundo momento presentamos las diferentes opciones formativas de la casa en máster y posgrados, dando la oportunidad de resolver dudas, despertar intereses e inquietudes y animar a participar de estas experiencias formativas que cultivan conocimiento y corazón.

Cerca de 50 personas acudieron al evento y cerraron la jornada con una sesión formativa con el Hno José Carlos Bermejo, delegado provincial de la provincia española alrededor del tema de la Resiliencia. Esperamos que este encuentro dejara un buen sabor de boca a nuestros visitantes y haciendo que deseen compartir nuestra misión de hacer este mundo más humano, de humanizar.

Despidiendo la semana con un cuento

El paradigma de la riqueza

Un hombre muy rico llevó a su hijo a hacer un recorrido por sus tierras con el propósito de que el hijo, al ver lo pobre que era la gente del campo, comprendiera el valor de las cosas y lo afortunados que eran ellos.

Estuvieron por espacio de todo un día y una noche en una granja de una familia campesina muy humilde.

Al concluir el viaje, y de regreso a casa, el padre le preguntó a su hijo:

– ¿Qué te pareció el viaje?

– Muy bonito, papá.

– ¿Viste qué pobre y necesitada puede ser la gente?

– Sí.

– ¿Y qué aprendiste?

– Vi que nosotros tenemos un perro en casa, y ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una piscina de veinticinco metros, y ellos tienen un riachuelo que no tiene fin. Nosotros tenemos unas lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas. Nuestro patio llega hasta el borde de la casa, el de ellos se pierde en el horizonte. Especialmente, papá, vi que ellos tienen tiempo para conversar y convivir en familia. Tú y mamá tenéis que trabajar todo el tiempo, y casi nunca os veo.

Al terminar el relato, el padre se quedó mudo, y su hijo agregó:

– ¡Gracias, papá, por enseñarme lo ricos que podríamos llegar a ser!

 

Para reflexionar…

– Quizá puedo aprender todavía , de los más pobres que …

– Podría liberarme de algunas cosas que me esclavizan.

– Mis pobrezas tienen nombre de …